La Casa del Maestro de Música

Blog

Antonio Machado en un banco de la céntrica calle San Pablo de Baeza.

Los eventos consuetudinarios que acontecen en la rúa

Machado vuelve de año en año a Baeza. Las instituciones públicas y la iniciativa privada han conseguido fijar fechas en el calendario que ligan, como antaño estuviera, el nombre de la ciudad patrimonio mundial a la firma de uno de los más grandes de la poesía española. Es justo y era necesario que se fuera desempolvando la legendaria figura de Machado. Se lo merece Machado y se lo merece Baeza.


Lo que pasa en la calle

Es posible, ¿por qué no?, que aquel alumno aventajado de Juan de Mairena, el señor Pérez, viviese cerquita de aquí, de La Casa del Maestro de Música, de la calle del Rojo. No en vano, Mairena es el alter ego de aquel profesor de francés que impartiera clases en el Institituto de Baeza, don Antonio, como seguro que le llamarían sus alumnos. Y esa lección que imparte a los señores Pérez, Gonzálvez y González —por mencionar las citas más conocidas de la obra— proviene del recuerdo vivo de sus mañanas como maestro en Baeza. ¿Por qué no?

Con esta entrada, la primera de este blog que lleva por título el rimbombante y altisonante enunciado que el sabio señor Pérez traduce al lenguaje poético: “lo que pasa en la calle“, hacemos nuestro más sencillo homenaje al autor de Campos de Soria, que dejó escrito en sus versos los retratos que aún reaparecen ante el turista de hoy en muchas esquinas todavía vírgenes de la ciudad.

Lo que pasa en la calle es precisamente lo que pretende contar este complemento de nuestra web La Casa del Maestro de Música, contarle a nuestros huéspedes, a los que se asoman a esta ventana de Internet, lo que pasa en Baeza, las singularidades de este “nido de gavilanes”, si atendemos a la música de su himno. Lo que pasaba en la calle, por Baeza o con Baeza, lo dejó Machado escrito en endecasílabos, en prosa consonante… Nosotros no pretendemos lleguer allí ni mucho menos. Nos conformamos con pagarle a Machado cuanto nos ha escrito.

“Y al cabo, nada os debo; debéisme cuanto he escrito”. (Autobiografía)

Hay que agradecer que en Baeza Machado esté presente en el paseo de las murallas, en la calle de San Pablo, en la fachada del instituto donde impartió clases, en el hoy paseo del Cardenal Benavides donde vivió y… todos los febreros, esperemos, en la Semana Machadiana. Era necesario que así fuese y hay que agradecer su trabajo a cuantos lo han hecho posible. No es tarea tan fácil. Sin duda, la conmemoración en 2012 sirvió de revulsivo para entroncar de manera definitiva a la ciudad con Machado. Una Comisión ciudadana impulsada por el ayuntamiento baezano en colaboración con otras instituciones locales, universitarias, autonómicas y nacionales sacó adelante la celebración de esta efeméride: ‘Antonio Machado y Baeza, 1912-2012. Cien años de un encuentro’. La Semana Machadiana es el reencuentro año a año con Machado. Pero Machado sigue en Baeza. ¿Dónde encontrarle?: Baeza y Machado.

Danos tu opinión